jueves, 15 de mayo de 2014

Pasados...

No jugaba ese día cuando te conocí, cuando me dejaste ver todo lo bueno de ti, cuando te abriste a mis caricias, a mis emociones, cuando aceptaste entrar en este torbellino complejo de emociones que llevo dentro, no jugaba cuando te dije que no me comprenderías, cuando dije que al final te cansaría, que tu amor se agotaría, que yo finalmente lo drenaría, no jugaba cuando dije que no duraría, no jugaba tampoco cuando te dije que tu amor me llenaría, pero paso como si de leer una taza yo podía y predije el futuro de nuestra triste agonía, te llene de amor y le di color a tus días por el tiempo que dije que nuestro amor duraría, y duro lo mismo que mi tornado de emociones, paso arrastrando todo con el incluyendo tu dulce amor, tus emociones, te dreno a tal punto que ya no sabes cuan drenada estas, o cuan vacía te dejo, te dejo devastada hasta el final.

Este amor estético que llevo dentro, tan hermoso y tan podrido en el centro, te regalo este amor que pocos entienden, te lo regalo si es que aun acaso lo quieres, te regalo mis días te regalo mis noches, te regalo mis mares de tristes y crueles emociones, te regalo mi alma que es lo único que tengo, te regalo todo y nada al mismo tiempo.

Tu mirada me apuñala cuando veo tu frialdad, se que ya no me amas por mi terquedad, tu mirada ahora es fría, ya no esta llena de amor, tu mirada no se inmuta cuando mis ojos se llenan de lagrimas de dolor, tu mirada ya no es la misma, tampoco lo son tus besos creo que ni tu misma sabes lo que ya no llevas dentro.

Te prometo que te amare pero no prometo que me amaras, te prometo que de mi te llevaras la mejor mitad, te prometo que siempre recordare tu huella, te prometo que la ocultare pero no me esconderé de ella, te prometo que serás mi mejor recuerdo, pero también te prometo que tratare con muchas fuerzas de encontrar que le haga justicia a nuestros momentos.

He aprendido tanto, y he aprendido tan poco porque me he demostrado a mi misma que siempre fui quien soy por una razón, por no salir herida, por miedo a lo que me ha pasado, y por miedo a lo que me esta pasando, siempre trato de no amar, siempre trato de no dejarme llevar.

Quisiera que todo sea como fue, quisiera algún día poderte poseer, pero todo acabo, ni siquiera note cuando, y es que ya no te siento como si me amaras un tanto, quisiera volver a esos días en que hacíamos el amor y la música acompañaba las velas de la habitación, el aroma a canela y manzanas salvajes, nuestros cuerpos desnudos rozando hasta con el aire, quisiera volver a vivir ese momento donde pudiese llorar de amor y de celos, de celos de mi, de cuando me mirabas así, de cuando yo era tu y tu eras yo y éramos una y no éramos dos, de cuando me sentías, de cuando te sentía, de cuando respirábamos del mismo aire, y nos amábamos como si fuese arte.

Como llegue a perderte, perdí el recuento, me perdí en el camino que te perdí, queriendo encontrarte, queriendo amarte mas, queriendo que me amases mas, te perdí en ese trayecto, en esa historia, la cosa es que te perdí, la cosa es que sin darme cuenta morí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario